¿Has decidido cambiar de vivienda y quieres vender tu propiedad? La venta se prepara minuciosamente, descubre nuestros consejos para poner todos los factores de tu lado.

Después de varios años en su hogar, los niños han crecido y han abandonado el capullo familiar. ¿Ustedes dos se encuentran en una casa enorme y deciden venderla para elegir una propiedad más pequeña? Para vender su casa con éxito, ciertos criterios son fundamentales.

De hecho, vender una casa no se hace en pocos días y no es un camino tan fácil. Por eso es fundamental elegir el momento adecuado, preparar bien el anuncio, ofrecer un precio coherente, pero también dar la bienvenida a los visitantes. Todos estos pequeños detalles marcarán la diferencia.

Elige el mejor momento

Antes de poner su propiedad a la venta, es fundamental tener en cuenta la estacionalidad de la venta. De hecho, debemos evitar poner una casa a la venta en Navidad, en diciembre. En este punto, los compradores se toman un descanso de su investigación.

Asimismo, si estás vendiendo una casa de campo, apuesta por una época donde el clima es más suave y la casa se ve mejor. Por ello, recomendamos el verano para la venta de tu propiedad.

Prepárate para el anuncio

Escribir el anuncio de venta de la propiedad puede marcar la diferencia. Por lo tanto, resalta las cualidades de la casa, pero no te excedas. Evita los superlativos y se honesto. Describe tu propiedad como realmente es y no escondas ningún trabajo por hacer.

Cuida las fotos

Como ocurre con todas las rebajas, las fotos deben estar ordenadas y dar ganas de hacerlo. Así, ordenamos antes de hacer las fotos, esperamos que la luz sea bonita y no las sacamos durante la noche.

De la misma manera, da vida a tu interior, instalando un hermoso ramo de flores en la mesa, mostrando una cama bien hecha y sábanas planchadas. Su casa atraerá a los futuros compradores si se siente acogedora para ellos.

Ofrece un precio constante

La valoración de la propiedad suele ser complicada, no se debe sobreestimar ni subestimar el precio de venta. Muy a menudo, no somos objetivos al considerar el precio de venta de nuestra propiedad.

Por eso, es importante hacer un estudio de mercado comparativo, observar casas similares que se han vendido en la zona y tratar de dar una idea del precio correcto.

No multipliques las agencias

Haga que su anuncio sea visible, pero no multiplique las agencias. Elige uno o dos e insiste en que el precio que se muestra es el mismo en todas las agencias.

También puede utilizar sitios de persona a persona.

Durante la visita el interior debe ser neutral

Cuando recibas visitas, despersonaliza su propiedad. Elimina las fotos de las vacaciones para que los compradores puedan proyectarse en otros aspectos positivos de la casa.

Hacer trabajos ocasionales y limpiar

Si no se está haciendo algún trabajo de acabado en su hogar, es hora de hacerlo. De hecho, los futuros compradores pueden sentirse desanimados por cables eléctricos visibles, varillas sueltas, pintura amarillenta, etc.

Asimismo, durante la visita, su alojamiento debe estar limpio. Recuerda limpiar las ventanas, la mampara de la ducha, ventilar antes de la visita, lavar la vajilla.

No estés demasiado presente

Durante la visita, todo se decide. Esté allí para responder las preguntas de los compradores, pero no te quedes quieto. Deben saber descubrir el alojamiento e imaginarlo. Deja espacio para que conversen entre ellos y tomen sus propias decisiones.

En nuestra web de curso de tasaciones inmobiliarias podrás aprender muchos sobre este tipo de negociaciones.